Escribí tu comentario
Los comentarios reglejan opiniones de sus autores.
Su publicacion está sujeta a la autorización de las personas responsables de este sitio web.

ENVIAR
El error para mostrar
mas error
Comentarios
X
Gracias, hemos enviado tus datos.
SECCIONES:   Previsualizar en Esferas Inferiores
00
00
0
2021

Vanina Kalniker

Psicoanalista
Integrante  de los Módulos “Ficciones: Literatura” y “Los semblantes y la Familia”. Departamento de Estudios Psicoanalíticos sobre la Familia. Enlaces.
Mail: vaninak@hotmail.com
IG: vanina.kalniker

“El analista no es una memoria, no hace benchmarking, no compara: recibe la emergencia de lo singular. En todo caso, esto es lo que implica la orientación a lo singular”1.

La realidad está perdida

Se escucha permanentemente la pluralidad de modos de vivir este momento.
Y  esto causa pregunta, en algunos casos hasta sorpresa. El abanico de respuestas es grande.
Con respecto a la cuarentena surgen discrepancias.
Se intentan armar clasificaciones, como ser: los acatadores y los transgresores, los estrictos y los relajados. También están los anticuarentena que se sublevan.
¿Pero por qué cada uno lo vive diferente?
Tomare los dichos de Guy Briole*  en “Rostro(s) del acontecimiento traumático”.
“Si bien el acontecimiento traumático es necesario para producir sus efectos en alguien, no es suficiente. No es la masividad del acontecimiento, en referencia a una cuestión cuantitativa, lo que lo hace traumático. Es más bien la especificidad que adquiere para aquel a quien concierne”2.
Podríamos pensar entonces que especificidad le concierne a cada quien. He ahí su distinción para convertirse en trauma.

1 Miller, J. “Sutilezas analíticas”, Buenos Aires,  Paidos, 2020, P.99.
2 Briole, G. “Rostro(s) del acontecimiento traumático”, Revista Lacaniana N° 26, Buenos Aires, Grama, Junio 2019, P.172.
¿Entonces cómo pensar el trauma?
No es cualquier hecho, es un acontecimiento que concierne al sujeto.
Y tiene que ver como se inscribe lo que pasa.Lo particular del trauma es que se trata de algo que no se puede reabsorber por lo simbólico.
Para nosotros la realidad es un efecto,  no es un dado objetivo. Como en este caso, la pandemia, que en sí misma no significa nada. Este efecto es pensado desde el fantasma, como respuesta.
La urgencia ya es una respuesta  al trauma. E Implica una ruptura,  “La urgencia aparece como una ruptura en la línea de tiempo, saca al sujeto de sus rutinas y lo fuerza a elaborar una nueva relación con lo real”3. Ahí surge lo real de cada uno.
En el análisis  el horizonte es la responsabilidad del sujeto. Y para eso es necesario salir del discurso para todos.
El analista que se ofrece, debe estar librado de sus prejuicios, para no comprender que es el trauma para cada quien. Recordemos que el deseo del analista  esta sostenido en la abstinencia, la abstinencia de dar sentido.
Para ello debe estar advertido de no orientarse por los acontecimientos,  el norte son los dichos.
Entonces el propósito no es volver a un estado anterior, sino dar la posibilidad a un decir que implique la aparición del sujeto.

3 Seldes, R., “La urgencia dicha”. Buenos Aires, Colección Diva, Mayo 2019, P. 20.

*(Psiquiatra, psicoanalista. Profesor de psiquiatría, miembro de la ELP)

 

 

Bibliografía:

-Briole, G, “Rostro(s) del acontecimiento traumático”, Revista Lacaniana N° 26, Buenos Aires, Grama, Junio 2019.

-https://ampblog2006.blogspot.com/ Crónica: Guy Briole “El trauma: momento de crisis por excelencia”, por José Manuel Alvarez

-Miller, J., “Sutilezas analíticas”, Buenos Aires,  Paidos, 2020.
-Seldes, R., “La urgencia dicha”. Buenos Aires, Colección Diva,  2019.

info@citaenlasdiagonales.com.ar | Seguinos en:
 © Copyright. Todos los derechos reservados.