Escribí tu comentario
Los comentarios reglejan opiniones de sus autores.
Su publicacion está sujeta a la autorización de las personas responsables de este sitio web.

ENVIAR
El error para mostrar
mas error
Comentarios
X
Gracias, hemos enviado tus datos.
SECCIONES:   Previsualizar en Esferas Inferiores
00
00
0
2021

Doris Ferrín

Docente- Lic. en Trabajo Social
Se desempeñó dentro del Sistema Educativo de la Pcia. de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Trabajadora Social:
Dirección de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social ( Pcia. Bs.As)
En el ámbito de la ciudad (CABA) desarrolló actividades en :
Escuelas Integrales Interdisciplinarias
CENTES N° 1 Centro Educativo para niños con tiempos y espacios singulares
CERI 11 Centro Educativo de Recursos Interdisciplinarios - Educación Especial
Equipos de Orientación Escolar en Educación Común en sus tres niveles.
La sociedad que nos habita y que habitamos
Los argentinos deberemos, como los delfines, recuperar la capacidad de vivir, sabiendo que, por mucho tiempo, no podremos dejar de tener un hemisferio cerebral despierto que nos sostenga, que nos permita entregarnos a la alegría de recomenzar el camino de un futuro sin por ello ceder nuestra responsabilidad y el compromiso que nos cabe. Alertas a los riesgos externos e internos que nos acosan, podemos permitirnos, luego de tanto dolor, el entusiasmo de compartir el sueño que constituye el trasfondo de un proyecto que nos permita volver al país que queremos” “ Dolor País” 
Silvia Bleichmar 
Siempre vigente su sentir! Tan actual que hiere nuestros sentidos, lastima nuestra sensibilidad, suena , pega fuerte y a la vez nos hace reflexionar en el hoy, aquí y ahora! 
El título elegido "La sociedad que nos habita y habitamos", nos convoca y nos reclama la necesidad de pensar, reflexionar juntos, ya que la idea de sociedad se hace visible con todos adentro, todos construimos en ella nuestra historia y la de nuestros semejantes. 
Es lo que vivimos lo que nos conmociona y nos preocupa! 
Si bien es un tema trillado, repetido, que golpea nuestra conciencia, está claro que no basta con expresarlo en palabras, solamente, si bien hacen a la lectura comprensiva de la problemática.
Estos hechos acuciantes que se producen en la sociedad nos conmocionan y a la vez nos movilizan en busca de alternativas.
Deconstruir lo dado, nos guía a buscar herramientas para la construcción de un nuevo sujeto social, de un nuevo modo de pensar nuestros vínculos afectivos y nuestra historia! 
Y como bien dice el gran Eduardo Galeano: "El desafío está en vivir lo que se escribe". 
Para ello, será necesario visualizar la multiplicidad de factores sociales, culturales que influyen e intervienen en el desarrollo humano. La capacidad de pensar tiene su origen en la calidad de las relaciones primarias. Cuando la madre asiste al niño, lo hace condicionada por su historia y la del grupo de pertenencia. A partir de esta relación, el niño construye una realidad que para él es única. 
Desde que nacemos, cada persona está inmersa en un mundo social y su desarrollo dependerá de la interacción con otros miembros del grupo social y como ya sabemos estas interacciones son múltiples y condicionan.
sus ideas, creencias y modos de comportamiento. Pero es necesario aclarar que este comportamiento puede ser constructivo o destructivos. 
De estas experiencias nos valemos para establecer vínculos que nos resulten placenteros, pero son numerosas las emociones que utilizamos para reaccionar ante distintas situaciones, vivencias y circunstancias influyen y forma parte del bagaje de los patrones de conducta.
Cabe resaltar que la familia cumple una función social irreemplazable en los primeros años de vida de un niño, la primera y más jerarquizada y que estas relaciones parentales
favorecen el desarrollo psíquico del niño. Y ya, en el ingreso del niño a la escolaridad, se constituye un nuevo entramado de relaciones, , informaciones y conocimientos que complejizan la actividad psíquica del niño y originan modificaciones en su vida afectiva.
Por eso es necesario insistir en la participación activa y el acompañamiento en su crecimiento y formación ,un quehacer integral necesario. 
Hay situaciones de mucha violencia organizada, de odio social, de bullying,de bandas, hordas, enfrentamientos cruentos que ponen en peligro la integridad física de quienes la ejercen, la de los familiares, la de sus pares, convirtiéndose en una amenaza para la sociedad sin medir la consecuencia de sus actos. 
Y he aquí, que en la sociedad que habitamos, observamos que la pérdida de valores, la ausencia de controles inhibitorios, la falta de respeto, de límites, de sanciones ,el valor de la vida , el cuidado del otro, registro del otro, la impunidad ante hechos siniestros, la ruptura de canales como sociedad civilizada, dan cuenta del quiebre moral que nos interpela en forma permanente, nos cuestiona y genera en cada uno de nosotros, una amenaza, que nos atrapa y nos convoca a comprometernos con la participación de todos. 

Nadie está exento.
Todos estamos involucrados, aún aquellos que caen en situaciones aberrantes, personalidades conflictivas, impulsivas, que van de la naturalización y validez de estas reacciones, a la
banalidad, habitando en esta sociedad en la que todos somos parte.
Nunca tan bien usado, vivimos en la anomia, lisa y llanamente anomia. 
Ya Emile Durkheim así lo dijo “ Cuando un grupo está sumamente unido, desarrolla una cantidad determinada de normas para regular el comportamiento y mantener el orden dentro de él, las cuales establecen límites para las aspiraciones y los logros así como también el accionar de cada individuo para brindar una cierta seguridad al conjunto. Para él, no era posible pensar en la acción social de una forma absolutamente libre, porque sin normas no pueden existir convenios para la armonía en una sociedad y guías que colaboren con una conducta lineal que sea favorable para toda la comunidad. A través del grupo pueden actualizarse las relaciones y compartirse en un entorno cultural” 
Ya en nuestro tiempo el Sociólogo y pensador, Zygmunt Bauman emergió en la sociedad desorientada que empezaba el nuevo milenio como el lúcido analista de las contradicciones de la posmodernidad y su concepto de "sociedad líquida". 
"Todo cambia de un momento a otro, somos conscientes de que somos cambiables y por lo tanto tenemos miedo de fijar nada para siempre.". 
Bauman ha acuñado el concepto “de mundo líquido” para definir el actual momento de la historia en que las realidades sólidas se han desvanecido. Y a la vez nos da la posibilidad de hurgar en nuestras propias circunstancias. 
En la sociedad que habitamos (según su terminología ) distingue modernidades sólidas y líquidas.
Estos componentes están mezclados, entreverados, incluso generando expresiones propias y a veces, de una violencia de variadas formas. 
Esta proliferación de la violencia contiene a la incertidumbre, a la inseguridad, a la des-protección, a los miedos, a la vulnerabilidad y al desamparo. 
Todo esto permite argumentar que en nuestra sociedad se mezcla lo viejo y lo nuevo. 
La actualidad de nuestros días, muestra un profundo y acelerado cambio que hace que la convivencia haya dejado de ser serena , sencilla. 
Todo lo contrario: situaciones violentas, conflictivas, inseguras invaden todos los espacios y hacen que vivir en ella sea muy complejo desafiándonos en forma permanente . 
La violencia física, verbal, psicológica está alojada y se desarrolla en nuestra sociedad. Somos partícipe de todo lo que sucede en contextos políticos -sociales, educativos ,culturales, deportivos y en las instituciones públicas y privadas . 
Conmueven, impactan los hechos aberrantes que se producen a diario desafiando a toda una sociedad en la que los involucrados, son parte de un todo. 
Frente a esta secuela de anomalías ,debemos agudizar nuestra mirada, ya que la historia se escribe y se construye con la participación de todos.
Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad y el compromiso colectivo, de realizar acciones preventivas.
La realidad que nos toca vivir como ciudadanos , nos da la posibilidad de erradicar la indiferencia, construyendo fronteras entre lo que se puede y no se puede, en la implementación de normas de convivencia ,generando relaciones vinculares basadas en la ética, donde el afecto sirva para crear fuertes lazos sociales.
Trabajemos en interdisciplina en coordinación con educación. con la justicia, con organismos gubernamentales, en asociaciones civiles de nuestra comunidad en pos de la construcción de políticas públicas y sociales, que marquen el rumbo que nos merecemos vivir.
Para pensar:
"Lo que define el problema de la falta de coto a las distintas violencias no es la seguridad sino la impunidad "
Silvia Bleichmar

Si bien hay causas estructurales, las mismas pueden modificarse, transformarse ,sin olvidar que el afecto es el principal ingrediente para que la completud del ser humano sea armoniosa y genere un estado emocional que los sostenga y los contenga.
"Todo el bien y el mal que se pueden encontrar en el mundo de las relaciones humanas ha de encontrarse en el corazón del ser humano"
info@citaenlasdiagonales.com.ar | Seguinos en:
 © Copyright. Todos los derechos reservados.